Alejandra & Jorge 26 Octubre 2019

Nuestro Compromiso: 

El 20 de julio 2018 cumplimos cuatro años de noviazgo, yo le envíe un desayuno a su trabajo y desde hacía varias semanas el me había dicho que iríamos a cenar y que allí me entregaría un regalo especial (ni así me imaginé que me entregaría lo que por meses le venía pidiendo).

Esa noche yo me preparé primero que él y lo esperaba con ansias, pero él tardaba demasiado, ya cuando nos dirigíamos a la Zona Colonial lo veo como nervioso y hablando mucho por celular, cosa rara en él.

Al llegar al lugar vi a mi hermana entre la gente, no puse mucha atención porque dije es ella o no, en fin, en un momento vi una multitud y mi novio me insistía para que nos acercáramos, cuando finalmente me convence me sorprendí porque dije ok de qué se trata. Cuando leí el último letrero salió toda mi familia y la suya con un letrero grande diciendo Ale ¿Te quieres casar conmigo?

Nuestra Boda:

Con respecto a la boda inicié la planificación un año o más antes con la ayuda de mi madre y mis hermanas, ya que no podía costear una wedding planner, el vestido lo busqué un año antes y fui comprando cada cosa para nuestro día especial. Además, mi novio y yo abrimos una cuenta bancaria común para ahorrar y cubrir los gastos de la boda

En enero 2019 apartamos el local de la fiesta un todo incluido, pero Dios tenía mejores planes y tres meses antes nos llamaron para decirnos que el lugar se lo habían rentado a otra persona. ¡Wao que tensión! Pensé que nuestro día se había arruinado, pero Dios no lo quiso así porque la misma persona que tenía para decorar la iglesia mi madre la contactó y nos ayudó para encontrar nuevo lugar, el Hotel Radisson.

Jamás imaginé que mi boda sería en un hotel y tan bella como fue, Dios nunca se equivoca, vivir ese día lleno de alegría, ver la cara de mi hoy esposo, la de mi familia y la suya que nunca pararon de reír hizo que valiera la pena cada sacrificio, cada centavo ahorrado y cada día de nervio.

“Les recomiendo que si así lo desean que celebren su boda porque es un recuerdo que dura para toda la vida”.